Cómo calcular el flujo de caja

como-calcular-el-flujo-de-caja
30 noviembre 2023

En este artículo se va a explicar cómo calcular el flujo de caja. Se trata de una de las operaciones más importantes en el ámbito económico para una empresa, puesto que determina si esta es rentable o no. Ahora bien, el cálculo es muy sencillo siempre que la información financiera de la empresa sea real. Por ese motivo, desde el blog de avales para empresas de Aválam, te ayudamos a descifrarlo.

¿Qué es el flujo de caja y para qué se usa?

A modo introductorio, es importante conocer qué significa esta operación. Básicamente es un informe de tipo financiero que refleja los movimientos monetarios de ingresos y gastos. La diferencia entre la entrada y la salida de dinero se conoce como flujo de caja. Es uno de los indicadores más efectivos para poder verificar la situación financiera de una empresa.

Cálculo

Antes de explicar más en profundidad el cálculo, es importante saber la fórmula que se aplica:

Flujo de caja = beneficio neto + amortización + provisiones + cuentas por pagar – cuentas por cobrar

El resultado indicará el dato necesario para conocer la solvencia de una empresa. El dato que refleja es la dificultad de esta operación, es decir, hay que saber cómo interpretarlo.

El paso a paso para el cálculo más simple es el siguiente:

  1. Hay que tener a mano los datos sobre las entradas y salidas de dinero. Esta información puede verse reflejada en numerosos documentos, como los libros de contabilidad o los extractos bancarios de la cuenta de la empresa.
  2. A continuación, es recomendable traspasar esta información a una hoja de cálculo (por ejemplo, con Excel). En cada columna se coloca el mes correspondiente y en cada fila los ingresos y gastos.
  3. En último lugar, se calcula el total de ambos conceptos (ingresos y gastos) de cada mes. La diferencia será el saldo neto mensual. Y ya, por último, se hace el cálculo sobre los doce meses del año para obtener el saldo neto acumulado.

Es muy importante tener en cuenta que, cuando se habla de entrada y de salida de dinero, se refiere a la práctica totalidad de los movimientos financieros, es decir, no solo a las entradas y salidas de dinero. Por ejemplo, el pago de un impuesto es una salida de dinero y el ingreso de una subvención o ayuda es una salida de dinero.

Métodos de cálculo

La fórmula antes indicada es la forma más simple. No obstante, existen dos métodos más para hacer el cálculo.

El sistema directo es uno de los más empleados. El objetivo es saber cuál ha sido el flujo de caja al finalizar una serie de operaciones determinadas. La fórmula es la siguiente: recibos – pagos – gastos – intereses – impuestos = flujo de caja.

El sistema indirecto es una operación más concreta y específica. El análisis se realiza sobre los ingresos netos, por lo tanto, no refleja las entradas y salidas, sino que versa sobre los devengos.

Software y automatización

El cálculo del flujo de caja se puede automatizar, pero siempre requerirá la supervisión de una persona para poder interpretar los resultados. Con un software adecuado, se puede conseguir lo siguiente:

  • Con este tipo de programas se puede verificar la información en tiempo real. Se trata de tener los datos ordenados y al alcance en cualquier momento.
  • Tener la información actualizada en un mismo sistema evita la pérdida de información.
  • Poder calcular el flujo de caja de forma automatizada hace que se puedan planificar mejor las inversiones y futuras posibilidades de crecimiento.

En resumen, saber cómo calcular el flujo de caja es sencillo si se siguen los pasos indicados. Es muy importante calcularlo correctamente para conocer si una empresa es rentable o no. Hay software para calcularlo rápidamente y de forma automatizada.

Buscar
Nube de etiquetas
Compartir
Facebook
X.com
LinkedIn
Correo
Imprimir
Calendario
febrero 2024
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
26272829